Marchas para recordar 18 años del feriado bancario

0
232

Miles de personas se movilizaron ayer por las calles de Quito para recordar el décimo octavo aniversario del feriado bancario, uno de los mayores atracos financieros del país que causó una profunda crisis y el éxodo de miles de ecuatorianos a países como EE.UU., España e Italia.

La marcha, en la que también se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, arrancó a las 10:00 en el parque El Arbolito, en el centro norte de la capital, donde se llevó a cabo la dramatización de un juicio y un juramento popular en contra de Guillermo Lasso, ex super ministro de Jamil Mahuad.
Con gritos de “fuera Lasso, fuera”, carteles de rechazo y un monigote del candidato de derecha, varios miles de manifestantes recorrieron las calles de Quito haciendo sonar bocinas y silbatos como expresión de su repudio al ahora aspirante presidencial por CREO.
También, con globos de color morado, los asistentes representaron los derechos y la participación de las mujeres en el escenario político. Asambleístas de Alianza PAIS, ministras y funcionarias encabezaron la marcha.
La Presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, participó del acto e hizo énfasis en que “un pueblo sin memoria está destinado a caer en los mismos errores del pasado, a inmovilizarse y no organizarse”.
Rivadeneira destacó que “es el momento de convocarnos a una nueva minga, la misma que hace 10 años permitió recuperar la Patria y, entre esos logros, haber reconocido a las trabajadoras remuneradas y no remuneradas del hogar en el sistema de la seguridad social”.

Perjudicados
De su parte, los perjudicados por el feriado bancario rechazaron la pérdida de 8.600 millones de dólares que representó ese hecho y la migración de alrededor de dos millones de ecuatorianos. Indicaron que aún sufren las secuelas que les dejó el “peor atraco bancario de la historia de nuestro país”.
Para Virginia Rivera, extrabajadora social del hospital Pablo Arturo Suárez, y quien laboró en esta entidad por 44 años, la marcha es una forma de decirle no a Guillermo Lasso.
“Yo lo perdí todo, la mayoría de los jubilados de mi institución pusimos nuestro dinero en el Banco del Progreso y nos quitaron todo. Tengo una rabia incontenible y dolor por haber trabajado tantos años, para que los ladrones de los banqueros acumulen sus riquezas a nuestras costillas”, afirmó.
Otro caso es el de Catalina Macanchí quien contó que el banco El Progreso le “estafó falsificando su firma para otorgarle un crédito de cinco millones de sucres que nunca recibió”.
“El problema fue para 220 personas a quienes se les falsificó su firma por parte del banco El Progreso. Nosotros nos enteramos de esto en el 2001 porque estábamos debiendo estas cantidades. Nos tratamos de defender y no pudimos salir de esto”, explicó Macanchí.

Doble atraco
La exgerente de la desaparecida Agencia de Garantías de Depósitos, AGD, y exministra de Economía, Vilma Salgado recordó cómo la presión de ciertos banqueros hizo que el expresidente Jamil Mahuad trate de salvar a las entidades financieras de la crisis, acción que terminó hundiendo en la pobreza a millones de ecuatorianos.


“Los ecuatorianos supimos que la campaña de Mahuad había sido financiada por los banqueros y que él se había comprometido a que no iba a dejar quebrar a ningún banco, esto significó que abrió el Banco Central con préstamos de liquidez de mucho millones, los banqueros cargaban en camiones los sucres con el argumento de que si no les prestan iban a quebrar”, indicó.
Salgado recordó que con el feriado bancario quebraron mas de 1.000 empresas, el desempleo se multiplicó, la pobreza subió a niveles nunca antes vistos y más de dos millones de compatriotas salieron del país para garantizar el sustento de sus familias.
“Cuando los bancos debían reanudar sus operaciones, estos se declararon en quiebra, y los banqueros no solo se llevaron los ahorros de los depositantes, sino que también se llevaron los créditos que recibieron del Banco Central, fue un doble atraco”, expresó Salgado.

Dejar respuesta