A @Lenin Moreno y a sus coidearios que lo apoyan se les desinfla la consulta

3
3293
Imagen de recogida de PlanV
La aprobación contundente de la consulta popular como un espaldarazo político a Lenín Moreno y un rechazo al correísmo corre peligro por la inmovilidad política del gobierno y la falta de estrategia política para construir un frente amplio de apoyo a las preguntas de la consulta.

La consulta popular convocada por el presidente Lenin Moreno entra en la recta final con miras a su calificación por parte de la Corte Constitucional y con la suma de apoyos políticos. Sin embargo, los datos de dos últimos sondeos muestran descenso en la aprobación de las preguntas, especialmente la que impediría la reelección indefinida. Sin embargo, la consulta suma apoyo. El miércoles 8 de noviembre, toda la dirigencia nacional de CREO, partido que lidera Guillermo Lasso, se dio cita en un hotel del norte de Quito para mostrar su respaldo de las 7 preguntas de la consulta. Decenas de militantes de todo el país, entre los que destacaron todos los asambleístas de esa organización se dieron cita para expresar este respaldo, el cual, según Lasso, no significaba un respaldo al gobierno de Moreno.

“Debemos salir a las calles para evitar cualquier intento de boicot a la consulta popular”: César Monge, dirigente de CREO.

César Monge, el segundo al mando de la organización, dijo que tomaban esa decisión “histórica” porque implicaba que CREO asumía el rol que la ciudadanía esperaba de ella: “seremos actores y defensores de una causa que fue arrebatada por el poder corrupto”, dijo en el acto. Monge recordó que fue la organización que representa la que reaccionó con más prontitud y firmeza cuando el gobierno de Rafael Correa inició el trámite para la aprobación de las enmiendas constitucionales, una de las cuales propugnaba una reforma constitucional para dar paso a la reelección indefinida. Enmiendas que serían aprobadas por la mayoría de Alianza PAIS en la Asamblea Nacional en diciembre del 2015 a pesar de que el 80% de encuestados pedía una consulta popular para aprobarlas. Monge atribuye a la campaña de su partido el que la mayoría de personas consultadas por las encuestadoras pidiera una consulta. “La presión social fue tan importante que Rafael Correa tuvo que inventarse una transitoria para camuflar sus intenciones. El mundo da vueltas, y ahora mientras que para una facción de Alianza PAIS la consulta es una instrumento para librarse del otro bando, para nosotros es una cuestión de principios. Y ahora PAIS defienda una causa ajena por sobrevivencia política. La presión ciudadana es la que nos lleva a este momento histórico”.

Para Lasso, Ecuador vive un momento histórico para defender la democracia y la alternancia en el poder.  Estamos aquí, dijo el excandidato presidencial, para luchar contra el intento de tiranía en el Ecuador. Así es la vida, tenemos que dar vuelta a la página: Tenemos que mirar el futuro del Ecuador. Para el principal de CREO fue la presión popular la que obligó a su contendiente político a llamar a consulta: “no importa que sea nuestro adversario político el que convoque a la consulta, tenemos que decir que sí”, dijo Lasso, aunque aclaró que no era un apoyo al gobierno del presidente Moreno.

De esta manera, el partido más grande de la oposición, le dio un espaldarazo al llamado del Presidente. No fue el único. Ese mismo día, decenas de militantes del movimiento Democracia Sí, que dirige Gustavo Larrea, hizo una marcha y un plantón en la sede de la Corte Constitucional, en el centro norte de Quito, para presionar por la convocatoria a la consulta. Para Andrés Valdiviezo, vocero el movimiento y dirigente de Pichincha, la consulta debe ser convocada de modo urgente por la Corte. Lo propio ha hecho la llamada Coordinadora de Organizaciones Sociales, COS, un ente conformado por entidades que apoyan al gobierno, cuyos presentantes mantienen un plantón permanente frente a la Corte Constitucional. De igual manera, un grupo de ex asambleístas de la Constituyente de Montecristi visitó a Moreno para expresarle su respaldo al llamado a la consulta popular.

Pero su aprobación no será un proceso rápido ni fácil. La jueza ponente de cinco de las siete preguntas, entre ellas la de la reelección indefinida, Tatiana Ordeñana, convocó para este miércoles a las 21 organizaciones que pidieron estrado en alto tribunal para defender o rechazar el contenido de las preguntas. Entre estos últimos estarán ex jerarcas del correísmo, como Virgilio Hernández,  Ricardo Patiño y Gabriela Ribadeneira, quienes presentaron un amicus curiae, una figura que permite a los interesados en un caso que, sin ser sujetos procesales, puedan intervenir en favor o en contra de una postura en litigio.

Luis Verdesoto dice que el descenso de la aprobación a las preguntas en la consulta implica que la incertidumbre generada por Correa y compañía ha penetrado en la población.

Para el analista Luis Verdesoto, la consulta popular surge como medio de desempate político y por la necesidad de una relegitimación del presidente Lenín Moreno. En declaraciones al portal www.paginasiete.bo, el politólogo ecuatoriano dijo que en la primera parte de la consulta hay dos preguntas básicas, la una es prohibir la reelección, que va directamente dirigida a Correa, y a la vez está atada con otra pregunta que más atemoriza porque se adopta la muerte civil por corrupción. Si estas dos cosas se asocian con Correa, puede que no vuelva porque su principal hombre, que es Jorge Glas,  fue el emisario para todas las contrataciones de Correa y está comprometido en corrupción, señaló Verdesoto: “a Correa no le preocupa la no reelección, él sabe que con una Constituyente él puede volver atrás, la preocupación de él es que se lo implique en algún caso y quede vetado de por vida para volver al escenario”.

Para el analista, la intención de voto por Sí a la eliminación de la reelección indefinida ha bajado cinco puntos, del 72% al 67%, lo cual implica dos o tres cosas: que ha penetrado la incertidumbre generada desde Correa y que esto está manejándose en bloque y la segunda es de que la fortaleza, convocatoria y conducción de Moreno es débil. Si Moreno no logra una contundente ganancia ocurrirá lo que ellos llaman la tercera vuelta electoral, para probar que nos equivocamos .

Verdesoto advierte que en caso de no perder esa pregunta con amplitud, Correa podría reivindicar para sí un alto porcentaje de oposición a Moreno. En ese caso vendría la locura, una inestabilidad muy grande. “Nosotros tenemos claro que hay que lograr un contundente sí, porque el problema central de todo esto que hemos hablado se focaliza ahora en la elección del vicepresidente. La Constitución plantea que tiene que haber una terna que surja del presidente de la República y si no hay acuerdo durante el primer mes va a ser vicepresidente el primero de la terna. Hay tres corrientes, que el vicepresidente sea del morenismo duro, una segunda es que sea de este correísmo que ahora se ha vuelto morenismo y el resto de la oposición decimos ya que ustedes requieren nuestros votos tiene que ser un hombre democrático del conjunto del país, junto a un acuerdo nacional”, dijo Verdesoto.

Esta es una postura compartida por el presidente del Colegio de Abogados de Pichincha, quien ha manifestado que “Tras un inicio interesante, el presidente Moreno tiene que innnovar y redefinir su discurso o la caída de popularidad va a ser fuerte y rápida. Economía y justicia son las claves, si eso no cambia, no cambia nada. En las dos áreas el manejo es pésimo”. García reaccionó así a la divulgación de un sondeo reciente de la empresa Quantum, en la cual el tema de la eliminación de la reelección indefinida es la que menos apoyo tiene, con el 56% de aceptación frente el 29% de rechazo, mientras que la muerte civil para los culpables de corrupción tiene la más alta aceptación, con el 77% de intenciones positivas frente al 15% de rechazo.

Otra encuesta de la empresa Cedatos, afirmó que la aprobación al llamado a consulta había caído del 75% al 72% y el rechazo a la consulta subió del 16% al 18%. Esto se debería al impacto que han tenido las medidas impositivas lanzadas desde el gobierno, cree Andrés Valdiviezo, el dirigente de Democracia Sí.

Si en el mejor de los casos, la Corte Constitucional rompe su molde correísta y califica las 7 preguntas planteadas por Moreno, y el Consejo Electoral realiza la convocatoria a la consulta popular, el gobierno entrará en modo electoral, con todas las baterías puestas en la aprobación contundente de la consulta, pero en medio de una crisis económica que no cede. Fuente PlanV

3 Comentarios

  1. Todos sabemos que ésta consulta está camuflada amañada pactada con la derecha rancia internacional asesina, por eso le diremos a éstos traidores de la PATRIA NO NO NO NO NO NO NO en la consulta y saldrá victorioso la PATRIA

  2. Consulta manipulada groseramente, confiandose en la “ingenuidad ” de un pueblo???? NO, es la respuesta a tanto desastre de gobierno atolondrado, e incapaz

Dejar respuesta