Carlos de la Torre “Ecuador en situación crítica” por inacción de @Lenin Moreno

    0
    1031

    El exministro de Finanzas, Carlos de la Torre, volvió a la vida académica. Desde la Facultad de Economía de la PUCE, el exfuncionario conversó con EXPRESO sobre los motivos de su salida, su plan económico que no llegó a presentar y la situación económica que atraviesa el país.

    – ¿Por qué renunció?

    – Hay motivos familiares, de salud y también mi posición sobre la situación de la economía ya no coincidía con otras dentro del gabinete. La posición que yo mantenía ya no contaba con el favor total del presidente.

    – ¿Cuál era su plan económico?

    – Todo parte del diagnóstico. Lo que a mí me preocupa es dos altos riesgos que tenemos que atender inmediatamente: la sostenibilidad de la dolarización. Tiene que gestionarse adecuadamente si no vamos a enfrentar un riesgo. El otro ámbito es la sostenibilidad fiscal. Esto qué implica: si bien yo no estuve en desacuerdo que se debe impulsar la inversión o el papel que realizan las grandes empresas, no es lo esencial, no es lo prioritario. Tenemos elementos en los que el tiempo ya se nos viene corto.

    – ¿Planteó subir impuestos?

    – Siempre se plantean las alternativas pero en un orden de prelación. El tema de impuestos estaba en los últimos lugares de acciones que se pueden tomar, pero se consideró también, en la medida en que pasa el tiempo, las acciones deberán ser más duras. Es una situación en la que el tiempo juega en contra. En los últimos tiempos quien trae divisas al país para alimentar las reservas internacionales ha sido el sector público, con la balanza comercial petrolera, que es superavitaria y por medio, principalmente, de deuda. Ese es un problema de orden estructural. Mientras quien nos está sacando los dólares de la economía es el sector privado, con una balanza comercial no petrolera deficitaria. Tenemos una situación en la que las importaciones crecieron de forma muy pronunciada.

    – ¿Hasta cuándo tiene recursos la caja fiscal?

    – Las reservas tienen un nivel importante, pero la caja fiscal está cerca a los $ 1.000 millones. Van de la mano. Desde la perspectiva de la planificación que nosotros hicimos, en enero, nos daba un manejo de la caja fiscal hasta seis meses. Pero vemos que se está reduciendo bastante más rápido de lo que se hubiera esperado.

    – ¿Por qué?

    – Porque no se están tomando acciones que se debieron haber tomado en octubre. Estaban definidas, no se necesitaba ley y nos permitía sostener reservas, por el lado de generar un control de importaciones y alimentar la caja fiscal. Eran medidas de ajustes arancelarios en muchos casos.

    – ¿La subida de aranceles a las 375 partidas que se anunció?

    – Sí, pero la medida no se tomó. Si no se toman medidas en materia fiscal, la caja fiscal va a llegar a líneas rojas en unas pocas semanas.

    – ¿Proponía subir aranceles?

    – Sí y otras medidas complementarias más. Teníamos que hacer una revisión del crédito tributario. Se buscaba subir aranceles, no a bienes de capital y materias primas, pero sí a bienes de consumo no esenciales para la economía. Ya no queríamos volver al endeudamiento nuevamente. Ya estamos muy cerca del techo del 40 % del PIB.

    – Pero aún queda un margen…

    – Al nivel de deuda que está en las estadísticas tiene que adicionarse unas cuentas por pagar de ejercicios anteriores que técnicamente son deuda. Es decir, actualmente estamos en un nivel de 37 % a 38 % de deuda consolidada respecto al PIB.

    – ¿Este incremento deberá reflejarse en febrero?

    – Fue mi instrucción directa que ya se ajuste este indicador.

    – Esto complica a la nueva ministra para endeudarse…

    – Exactamente. Esa es mi preocupación. Eso nos lleva la necesidad inmediata de buscar ingresos adicionales. Y si estos son permanentes tienen que ser de una magnitud importante. Las necesidades de recursos se presentarán en abril o mayo.

    – ¿Estamos en una situación crítica?

    – Sí, efectivamente. Estamos en una situación crítica. Se está volviendo crítica si no se toman las medidas correctas.

    Comenta

    Dejar respuesta