Inicio Los Ríos Con @Lenin el país se desangra. #Quevedo: Taxista asesinado con cuatro disparos

Con @Lenin el país se desangra. #Quevedo: Taxista asesinado con cuatro disparos

0
0

Bañado en sangre y con cuatro disparos  fue hallado la mañana de este lunes el cadáver de Erwin Vinicio, Toapanta Mendoza,  dentro del vehículo en el que laboraba como chofer.

La víctima,  era el conductor de la unidad #28 de la cooperativa Prestocar que brinda sus servicios en Quevedo, Los Ríos.

El hallazgo lo hicieron moradores del barrio Cruz María de la localidad, quienes al escuchar las detonaciones, salieron de sus viviendas a ver de qué se trataba, llevándose la fatal sorpresa.

El hombre de 28 años, quien llevaba laborando ocho años como chofer de taxi, salió desde tempranas horas de su vivienda a retirar el vehículo y en el camino se encontró con varios amigos con quienes saludó sonriente, sin ninguna novedad.  Después retornó a su domicilio a desayunar, indicó Carlos Alcívar, compañero de trabajo.  

Alcívar relató que ellos se enteraron que su amigo estaba herido producto de un asalto por la radio de los vehículos, pero al llegar al sitio encontraron a su compañero sin vida.  Él manifestó que hasta el momento se descarta el robo ya que la víctima tenía todos sus pertenecías.

El cuerpo del fallecido fue llevado en la ambulancia del Ministerio de Salud hasta la morgue de la ciudad.  Allí llegaron amigos y familiares de Vinicio Toapanta quienes se mostraron indignados por este nuevo hecho violento.  

El hombre estaba casado y era padre de un menor de 5 años. Residía en el sector Isla del Río (El Pantano) de Quevedo.

Marco Torres, vecino del fallecido, contó que la víctima era un hombre tranquilo y que nunca se vio relacionado en problemas.  Los familiares de la víctima se negaron a hablar con la prensa.  Así mismo la Policía no ha otorgado más detalles sobre este asesinato.

Reclamos

Socios y choferes de la cooperativa de taxi, expresaron su indignación, reclamos a autoridades y a la Policía de la ciudad.

Lo choferes aseveraron que aunque este es el primer caso de asesinato de uno de sus compañeros,  los robos son todos los días y no son denunciados por temor a represalias.  Ellos exigen más seguridad. 

Comenta