España: La emotiva imagen de un civil abrazando a un Mosso tras la carga policial

0
39

Son muchas las imágenes de la jornada del 1-O que están impactando al mundo. Miles de personas congregadas ante los colegios electorales con la esperanza de poder dar su opinión sobre la cuestión catalana; cargas policiales para despejar los centros y sacar las urnas; bomberos y mossos d’escuadra protegiendo a los civiles de las cargas; y una emotiva imagen de un ciudadano de Lleida abrazando a un mosso.

Ha ocurrido delante del CAP de Cappont (Lleida) sobre las 9:50 de la mañana, según nos cuenta Boris Llona, el autor de la fotografía. “No se cuántos eran, unos 20 o así. La gente estaba sentada esperando y ellos intentaron entrar en el CAP para recoger las urnas”, explica refiriéndose a un grupo de efectivos de la Policía Nacional.

Entonces empezaron las cargas, mientras los civiles les “daban flores y gritaban ‘votaremos’”. Todo ocurría ante la mirada de dos mossos “que no podían hacer nada”, indica Boris. Fue entonces cuando las personas que estaban allí para ejercer su voto empezaron a corear a los mossos con la intención darles ánimos y estos “aunque han intentado mantener la postura, se derrumbaron”.

Llona asegura que los mossos se dieron la vuelta y que parecía que estaban llorando. “Han sido muchas las personas que han ido a abrazarlos, mi padre entre ellos”, asegura Boris e indica que el hombre de la imagen no es su padre. Un momento que duró unos dos o tres minutos mientras los efectivos de los cuerpos de seguridad del Estado continuaban las cargas e intentaban llevarse las urnas del centro.

Han sido muchas las personas que han ido a abrazarlos”

“No lo olvidaremos”, es la frase con la que Boris Llona ha acompañado la fotografía que ha subido a su cuenta de Twitter y que ya tiene más de 80 “me gustas” y 79”retuits”.

 No es la única imagen en la que se puede ver a los mossos visiblemente afectados por lo que está ocurriendo hoy en Catalunya. En otro vídeo compartido en las redes sociales se puede ver a un grupo de oficiales agachando las cabeza y algunos de ellos con lagrimas en la cara.

Dejar respuesta