Jueza acoge pedido de Fiscalía y retiene cuentas bancarias y bienes inmuebles de Maria Sol L., y su esposo

0
20

La Unidad de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción de la Fiscalía General del Estado solicitó esta mañana la retención de cuentas bancarias de María Sol L., de su esposo Marcelo E., procesados por presuntos delitos de enriquecimiento ilícito y enriquecimiento ilícito no justificado, así como las de sus hijos y la incautación de bienes inmuebles de ambos procesados.

En diligencia realizada por la Dra. Claudia Romero y desarrollada en la Unidad Penal, la jueza de Garantías Penales de Pichincha Ana Cristina Guerrón, acogió lo solicitado por la Fiscalía quien demostró a través de sus investigaciones que María Sol L., hizo transferencias que superaron los USD 2 millones a las cuentas bancarias de sus hijos lo que no pudo justificar según el informe de responsabilidad penal emitido por la Contraloría.

También la jueza Guerrón dictaminó la incautación de los bienes inmuebles de los procesados: el departamento ubicado en el sector Quito Tennis, la casa en la que funcionaba una clínica de hemodiálisis (ambos inmuebles ubicados en la capital) así como dos oficinas ubicadas en la ciudad de Guayaquil, inmuebles allanados el pasado mes de agosto.

María Sol L., y su esposo fueron detenidos en un operativo la noche del 03 de agosto en el Aeropuerto Mariscal Sucre en Tababela, cuando intentaban viajar a EE.UU.

María Sol L. fue Directora General del Hospital Carlos Andrade Marín, Coordinadora Nacional del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Asesora del Despacho y Coordinadora General de Planificación del  Ministro de Industrias y Productividad, entre el 01 de enero de 2010 y el 15 de junio de 2015.

La Fiscalía General del Estado continuará con las respectivas investigaciones en el caso, a la vez que ratifica su compromiso de perseguir delitos y no personas, amparada en el marco del derecho, de forma ética y objetiva, para no dejar en la impunidad ninguna infracción y colocar a los responsables ante la justicia.

Dejar respuesta