Londres: Julian Assange posee una cédula ecuatoriana

    0
    26

    Cinco años y medio después de que Rafael Correa y su entonces canciller Ricardo Patiño le dieran asilo en la embajada del Ecuador en Londres,donde continúa, el director de Wikileaks Julian Assange tiene ahora cédula de ciudadanía ecuatoriana, con un código correspondiente a la provincia de Pichincha.

    Fuentes confiables confirmaron que el número de documento otorgado por el registro civil ecuatoriano a Assange es el 1729926483 y que incluso se le habría emitido ya un pasaporte. Aparece con la condición de “Inscrip.As400”, término con el que se identifican las inscripciones tardías, para lo que se utilizó una base antigua.

    Esto se reconfirma fácilmente también en el sitio web del Servicio de Rentas Internas, donde aparece que el número corresponde a Julian Paul Assange. Se señala que hasta el momento “el ciudadano/contribuyente no tiene información registrada en la base de datos del SRI o reportada por terceros”.

    La entrega del documento de identidad como ecuatoriano de Assange ocurríó, según los registros, el 21 de diciembre del 2017, en el tomo 46, página 327,con autoridades diplomáticas y políticas de un nuevo gobierno, el de Lenín Moreno, en funciones desde mayo de 2017.

    Relaciones Públicas del Registro Civil señaló que la Cancillería es la entidad encargada de pronunciarse sobre la naturalización de cualquier ciudadano extranjero porque es la que decide al respecto.

    Cancillería emitió un comunicado en el que no mencionó la entrega de la cédula de ciudadanía y aseguró que “no responderá a rumores ni a información distorsionada o descontextualizada sobre este caso”.

    Assange es buscado -desde 2010- por autoridades suecas debido a las acusaciones de dos mujeres por supuesto abuso sexual. Por ese caso estuvo a punto de ser detenido en Londres, donde habitaba, y optó por refugiarse en la sede diplomática del Ecuador. Esa causa se encuentra suspendida ahora.

    El gobierno de Correa argumentó en todo momento que lo acogía por razones humanitarias, pues podía ser extraditado y sentenciado a pena de muerte en Estados Unidos, país al que hackeó sus correos diplomáticos secretos.

    Comenta

    Dejar respuesta