Los 80 de Jaime Nebot PSC y sus tramas. ‘Las Orquídeas, la Vía Perimetral’

    0
    146

    El “Diario Hoy” publicó una serie de reportajes en aquella época (algunos de ellos del autor de esta nota) sobre la construcción de la Vía Perimetral, cuando estaba en discusión su financiamiento mediante préstamos del
    Banco Mundial y otros recursos del Estado, que requer’ian el visto bueno
    del CONADE.

    El diario, y las investigaciones de diputados como Italo
    Ordonez y Alfredo Vera, lograron determinar la existencia de un
    sobreprecio significativo en la contrataci’on de la obra, concedida al
    consorcio español Agroman-Dragados y Construcciones.  Posteriormente,
    se ha conocido que tal consorcio ofrecia “comisiones” o cohechos a los
    organismos que contratan tales obras.

    Posteriormente, Alfredo Pinoargote publicó “El monumento del
    poder”, y Alfredo Vera publicó “El lleve de la Perimetral”, libros en
    los cuales se ofrecían mayores detalles sobres este negociado.  Cabe
    destacar que Jaime Nebot presidia, por delegación del Presidente Febres
    Cordero, la Unidad Ejecutora de la Vía Perimetral; y que encabezó una
    campaña de difamación contra el entonces Vicepresidente Blasco
    Peñaherrera, el “Diario Hoy”, los diputados Ordoñez y Vera, y el
    periodista Pinoargote, declarándose “enemigos de Guayaquil”, por
    oponerse a este proyecto.

    Sin embargo, un aspecto que no ha recibido demasiada atención
    fue el hecho de que la construcción de esta autopista tenía como uno de
    sus objetivos fundamentales generar plusvalía para los propietarios de
    las urbanizaciones colindantes a la Vía, y entre ellas varias
    pertenecientes a las familias Febres Cordero y Nebot.

    Uno de los casos mejor documentados es el de la Urbanización
    “Las Orquídeas”, en el cual tuvieron participación Jaime Nebot, su
    esposa, y el inversionista peruano José Luis Gamboa Raygada, entre otros.

    Una Escritura Pública de Sustitución de Deudores registrada el
    30 de agosto de 1985 ante la Notar’ia 13a de Guayaquil, establece una
    serie de contratos para el desarrollo de la Urbanización “Las
    Orquídeas”.  Un resumen de dicha escritura aparece en las páginas
    289-292 de mi libro “Los Grupos Financieros en el Ecuador” (CEDEP, 1991),
    y la sintetizo a continuación.

    La Escritura registraba una serie de complejas transacciones, que
    involucraban a los siguientes actores:

    a)  un grupo de cinco compañías inversionistas: Industrial El
    Principe, S.A. (Esteban Amador Rendón, Presidente); Ingersa S.A.
    (Cynthia Bohrer de Nebot, EE.UU., Vicepresidenta, en reemplazo de Jos’e
    Nebot Saadi); Exprofinsa C.A. (Jos’e Luis Gamboa, peruano, Gerente);
    Esteban Amador Rendón; e Inmobiliaria Sussini, S.A. (Ana María Jimenez
    de Amador, Presidenta, en reemplazo de Gustavo Gross Urrutia).

    Cabe anotar que Gustavo Gross fue director de CEDEGE; Esteban Amador fue
    director de la Unidad Ejecutora; y Jos’e Luis Gamboa, quien al parecer era
    el accionista mayoritario, recibió autorización del Ministerio de
    Industrias para invertir como inversionista nacional mediante la
    Resolución 115 (Registro Oficial No. 521, 1986), pese a ser ciudadano
    peruano.

    b)  un grupo de siete compañías urbanizadoras: Inmobiliaria Elenita
    S.A.; Agr’icola Faji Sociedad en Predios R’usticos (S.P.R.); Inmobiliaria
    Esperanza S.A.; Inmobiliaria Campo Verde S.A.; Agr’icola Maribel S.P.R.;
    San Jacinto S.P.R. (todas las anteriores gerenciadas por Jos’e Luis
    Gamboa, peruano); e Inmobiliaria Amalia S.A. (José Luis Gamboa y Esteban
    Amador Rend’on, gerentes).

    c)  un grupo de cinco antiguos accionistas, la Inmobiliaria Guaruya S.A.
    (Fernando Díaz, gerente); y los hermanos Francisco, Jacinto, Adela e
    Ignacio Kozhaya Simón.

    d)  una compañía acreedora:  la Inmobiliaria Guaruya S.A.

    Los antiguos accionistas (C) cedieron sus acciones en las
    compañías urbanizadoras (B) a las compañías inversionistas (A) el 26
    de agosto de 1985.  A su vez, la compañía acreedora (D) adquirió a la
    familia Kozhaya Simon todos los créditos de la venta de las acciones, el
    30 de agosto de 1985.

    En la misma fecha, las compañías urbanizadoras (B) asumieron
    las deudas de las compañías inversionistas (A) derivadas de la compra
    de acciones.  Las urbanizadoras asumieron la obligación de urbanizar los
    terrenos, y entregar a la Inmobiliaria Guaruya “el derecho de dominio
    del diez por ciento de la totalidad de los terrenos urbanizados
    susceptibles de ser comerciados, que resulten al urbanizar los terrenos
    de propiedad de las urbanizadoras, lo cual es aceptado por la acreedora,
    produciéndose, en consecuencia, una novación de la obligación que
    hab’ian antes adquirido”.

    Pese al complicado lenguaje legal, en definitiva los nuevos
    inversionistas (Nebot, Amador y Gamboa) asum’ian el control de la
    urbanización.

    Las compañías urbanizadoras se comprometen a desarrollar “un
    solo conjunto habitacional, cuya ejecución se hará por etapas […]
    La urbanización antes indicada, con la denominación de “Las Orquídeas”,
    se desarrollar’a bajo la absoluta responsabilidad, cuenta y cargo de las
    urbanizadoras” (Escritura, p. 5).

    El abogado Jaime Nebot garantiza a las compañías inmobiliarias
    en un 15%, conjuntamente con el peruano José Luis Gamboa (65%) y Esteban Amador Rendon (20%).  “De igual manera, los Abogados Jaime Nebot Saadi y Esteban Amador Rendón y el Ingeniero José Luis Gamboa Raygada, por su lado, y los señores Francisco, Jacinto e Ignacio Kozhaya Simón, por
    otro, declaran que ha sido causa para la realización de todos los
    contratos contenidos en esta escritura pública y en la que ‘está
    modifica, el hecho de estar ellos vinculados con las empresas que han
    participado en la negociación, por lo que los prenombrados señores se
    obligan recíprocamente por este contrato a permanecer vinculados con el
    negocio aquí pactado y con las compañías urbanizadora y acreedora,
    respectivamente” (Escritura, p. 32).

    En la escritura consta, además, que “La urbanización es
    atravesada en sentido Norte-Sur por tres avenidas metropolitanas:
    Avenida Francisco de Orellana; Avenida Isidro Ayora; Avenida
    Guayaquil-Daule (Perimetral)”.

    Adicionalmente, la Urbanización fue financiada mediante la
    creación de un “Fondo Financiero para la Vivienda Popular” del Banco
    Nacional de Fomento, que concedia créditos a bajos intereses y 25 años
    plazo.  Este fondo fue creado pese a que tradicionalmente había sido el
    Banco Ecuatoriano de la Vivienda (BEV) el encargado de este tipo de
    préstamos.

    Según un cuadro que aparece en la página 292 de mi libro, y que
    se basa en la escritura, la empresa Ingersa S.A. (presidida por Jos’e
    Nebot Saadi y Cynthia Bohrer de Nebot) asumi’o 33.7 millones de sucres de
    la deuda, equivalente al 15.1 por ciento del total, lo cual equivale al
    porcentaje de garant’ia del Abg. Jaime Nebot.

    La urbanización, de unas mil hectáreas de extensión, se
    encuentra en uno de los cinco tramos de la V’ia Perimetral, entre
    Pascuales y La Aurora.  Las ventas se efectuaban en el Edificio Valra, en
    la misma oficina donde funcionaban las siguientes compañías:
    Administradora Inmobiliaria; Lotización Brisas de Santay; Lotización
    Shangri-La; Lotización PeÑon del Rio; Lotizadora Isana; Lotización El
    Cortijo; y Gesban.

    En el mismo Edificio Valra (Valdano Raffo) de Guayaquil (Av. 10
    de Agosto 103 y Malecón) funcionaban las oficinas de Ecuasal, el Ing.
    Febres Cordero y el Abg. Nebot.  Tanto el Ing. Febres Cordero como el
    Abg. Nebot viven en El Cortijo.

    Según el “Diccionario Biográfico 1986”, Jaime Nebot Velasco y
    Jaime Nebot Saadi han sido presidentes y gerentes de múltiples empresas
    inmobiliarias, de construcci’on, agropecuarias, comerciales, financieras
    e industriales; y, menciona de manera específica, que José Nebot Saadi
    ha sido “Presidente de Inmobiliaria Nuevo Mundo C’ia. Ltda.; Presidente
    de Inversiones y Finanzas Saturno S.A.; Vicepresidente de Desarrollo
    Predial Cia. Ltda.; Gerente de Industrial Procesadora Santay C’ia.
    Ltda.; Presidente de Imper CIa. Ltda.; Promotor y Gerente General de
    Almacenera del Agro S.A. Almagro; Presidente de la Asociación
    Ecuatoriana de Almaceneras; Asesor Financiero del Grupo Fimaco C’ia.
    Ltda.; Presidente de JENESA S.A.” (Diccionario Biográfico 1986, p. 108).

    Diego Delgado añade, en su libro “El Terreno Real de la
    Política”, que “A los Kozhaya y a Nebot se los ha reconocido como
    due~nos de urbanizaciones ubicadas entre los ríos Babahoyo y Daule en
    dirección a Samborondón y Salitre, además de varias ciudadelas del
    norte de Guayaquil, las mismas que fueron propagandizadas a través de
    radio Sucre, donde, según periodistas de la costa, mayoritario
    participante es el señor Nicolás Febres Cordero.  [… Alfredo] Adum,
    según los conocedores, pone la maquinaria pesada y equipo caminero,
    [Jaime] Nebot administra y los Kozhaya ponen las tierras”.  Delgado
    añade que los Kozhaya son una rama de la familia Isaías.

    Cuando se le ha preguntado directamente a Nebot sobre su
    participación en la obra, la ha negado, aunque sin entrar
    en detalles.  Por ejemplo, en una entrevista concedida a la revista
    “Vistazo” el 18 de mayo de 1989, dec’ia que “en cuanto a la
    Urbanización Las Orquídeas los dueños son los señores Isaías y
    Kozhaya”, y que había vendido las acciones de “una compañía con
    intereses minoritarios en las Orquídeas, y que esa compañía a su vez
    vendió las acciones al Proyecto Las Orquideas”, y añade que “la
    Perimetral no tiene influencia alguna en la urbanización”.

    Dada la controversia y la presunción de enriquecimiento ilícito
    en el caso Perimetral-Las Orquídeas, el pueblo ecuatoriano y los medios
    de comunicación tienen derecho a conocer con mayor detalle quienes fueron
    los beneficiarios del caso.

    Este video recoge una breve historia y de la actualidad de cómo operan y operaban

    Dejar respuesta