María José Carrión: ‘En AP hay figuras desgastadas que no han permitido un diálogo’

    0
    278

    Entrevista a María José Carrión, presidenta de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional En enero usted decía que no había pruebas en contra de Jorge Glas y que se intentaba ensuciar su nombre,

    ¿por qué ha cambiado su postura en los últimos días? ​ Obviamente mi postura debe ser distinta porque en ese momento no había ninguna investigación. Hoy tenemos una situación completamente distinta. Él está en un proceso de investigación bastante complejo. La empresa Odebrecht tiene vinculaciones con 12 países, con distintos niveles de Gobierno y con muchas empresas privadas.

    ¿Considera que hay indicios que hacen cambiar su posición?

    No me ha llegado mayor documentación más allá de lo que la ciudadanía conoce y es público. En este sentido es la justicia la que está acusando no solamente al Vicepresidente sino a otras personas. No soy yo la que tiene los elementos probatorios sino el Fiscal.

    ¿Usted votará a favor de un llamado de juicio político? ​

    Como presidenta de la Comisión de Fiscalización no puedo adelantar esos criterios. Debemos velar por un proceso justo, en caso de que se apruebe un llamado a juicio en la Asamblea. Cómo era la relación Ejecutivo-Legislativo en el Gobierno anterior y cómo es ahora, ¿en qué ha cambiado? ​ Siempre ha sido una relación cordial en la medida que hemos sido parte un propio proyecto político. Ha habido siempre momentos de tensión sobre decisiones. En este momento no ha habido tanta presencia del Ejecutivo en la Asamblea Nacional.

    ¿Qué la llevó a firmar el respaldo a Lenín Moreno y a alejarse de los compañeros de bloque que se apegan al discurso del expresidente Rafael Correa?  ​

    Lo responsable con el país es garantizar la gobernabilidad para que el proyecto político pueda tener continuidad. Soy una persona que he demostrado mi coherencia política. Sin embargo, no me parece correcto que muchos legisladores, que ahora se han alejado de las decisiones del bloque, hayan emitido calificativos en contra del Presidente.

    ¿Qué se debería hacer a su juicio, para retomar la cohesión de AP? ​ Hay que hacer un análisis de lo actuado. Hay que ser autocrítico. En esa medida creo que se está haciendo los análisis necesarios de la política pública y proyectando al futuro. Las políticas económicas están a tono con la revolución. El expresidente dice que ese respaldo se debe a una presión de la Contraloría. ¿usted ha recibido algún tipo de presión? ​ Para nada. Yo no he tenido ningún cargo en el cuál yo haya firmado o tenga la responsabilidad directa sobre un tipo de contratación o fondos del Estado. No tengo ninguna presión de la Contraloría. Más bien mis declaraciones juramentadas y el examen especial que se pidió siempre han salido sin observaciones.

    ¿Cuál es el futuro político de AP con las actuales pugnas? ​

    Merece una renovación importante de los cuadros de Alianza País que han estado estos años. A mi criterio son figuras desgastadas muchos de ellos, que no han permitido generar un diálogo al interno de la organización política. Merece un refrescamiento sobre todo cuando se ha vinculado en alguna medida la responsabilidad política sobre algunos hechos que no han estado de acuerdo con nuestra ética política.

    ¿Cómo pueden afectar los problemas internos a los resultados electorales del 2019?

    ​ Pueden tener afectación si no tomamos una definición firme quienes estamos pugnando, quienes estamos haciendo una renovación de dirigencias. Yo creo que la posibilidad de afianzar los principios ideológicos, nuestra lucha siempre profunda contra la corrupción.

    ¿Piensa ser candidata para las elecciones seccionales? ​ No, en realidad. A pesar de que gente en los barrios me ve como una posible candidata a la Alcaldía de Quito.

    Comenta

    Dejar respuesta