Odebrecht para construir parte del metro de Quito habría sobornado a varias autoridades

1
57
La Asamblea Nacional de Ecuador aprobó la noche del martes una propuesta del partido oficialista Alianza País que prevé la expulsión de Odebrecht del país. El paquete anticorrupción, que debe ser sancionado por el presidente, Lenin Moreno, incluye cinco acciones. Entre ellas, crear una comisión multipartidista que viaje a Brasil ya los Estados Unidos en busca de informaciones sobre el caso, además de convocar a varias autoridades para declarar.
 
La empresa, según el paquete, debe ser investigada desde que comenzó a actuar en el país, en 1987, realizando obras relacionadas a todos los niveles de gobierno. La constructora sería expulsada una vez que acabe el proceso de investigación y cumpla con “reparaciones integrales” a las arcas del país. Los funcionarios de alto rango de Odebrecht deben permanecer en el Ecuador hasta que se concluyan las investigaciones.
 
Según documentos del Departamento de Justicia de Estados Unidos, la constructora brasileña pagó 33,5 millones de dólares a las autoridades locales.
 
La moción en el Parlamento fue aprobada por 106 votos a favor, de un total de 128 legisladores presentes en la sesión plenaria. El plenario aprobó el inicio del proceso para convocar el juicio político del jefe de la Contraloría General del Estado, Carlos Pólit, involucrado en el caso Odebrecht y que está fuera del país por razones médicas, según informaciones de su abogado.
 
La Asamblea también convocó, de manera inmediata, al procurador general del Estado, Carlos Baca, que comparezca ante la Comisión legislativa de Control y explique el avance de las investigaciones. Baca llegó a Brasil a principios de esta semana, según la agencia de noticias EFE.
 
El viernes, las autoridades del país arrestaron a seis personas en una serie de operaciones vinculadas al caso. Uno de los detenidos es el tío del actual vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas. También fue una abierta una investigación contra Pólit.
 
EMPRESA YA DEJÓ EL PAÍS UNA VEZ
 
En caso de que la expulsión sea aprobada, no es la primera vez que Odebrecht saldría de Ecuador. En 2008 el presidente Rafael Correa expulsó a la constructora por irregularidades en la construcción de una hidroeléctrica. La empresa volvería en 2010 y, cinco años después, ganaría una licitación de 1.500 millones de dólares para construir parte del metro de Quito y para ello habría pagado a algunas autoridades, según las investigaciones. Ella fue retirada de la obra hace dos meses.
 
La empresa aún no se ha manifestado sobre la decisión de la Asamblea ecuatoriana. Fuente oglobo.globo.com

1 Comentario

Dejar respuesta