Percance de TAME sin respuesta

0
758

A un año de que el avión Embraer 190 de la aerolínea TAME perdiera pista y terminara sobre la zona de amortiguamiento de la cabecera sur del Aeropuerto Mariscal Lamar, aún se desconocen las causas exactas que provocaron el percance.

Este suceso inhabilitó el aeropuerto por ocho días, lo que ocasionó pérdidas económicas a la Corporación Aeroportuaria de Cuenca, CORPAC, por cerca de 28.000 dólares. El director de la Dirección de Aviación Civil, DAC, Fernando Guerrero, en ese entonces indicó que las causas del incidente registrado se conocerían en unos dos meses, pero hasta la fecha no hay respuestas.

El asambleísta por la provincia del Azuay, Diego Vintimilla, señaló que existe una falta de información desde mucho antes que ocurriera el accidente. “Es preocupante que no exista aún un informe definitivo por parte de la Junta Investigadora de Accidentes, que es quien debería dar la información de los motivos que originaron el accidente”.


Vintimilla señaló que “es lamentable que aún no se tengan responsables concretos de lo sucedido, lo que deja incertidumbre en los ciudadanos. Las autoridades locales y las de la empresa deberían dar respuestas a lo sucedido hace un año”.
El gerente general de TAME, Christian González, en su visita a la ciudad, mencionó que la DAC es quien ha demorado la entrega del informe. “Esto representa una pérdida total para nosotros. El avión no es recuperable, pero aún estamos a la espera del informe”, señaló el gerente de TAME.

Informe
Una vez ocurrido el accidente con la nave de TAME, la CORPAC decidió realizar la ejecución de trabajos de rejuvenecimiento de la carpeta asfáltica de la pista del aeropuerto, que iniciaron el 19 de agosto del 2016, por un plazo de 30 días, tiempo que no se cumplió.
El 23 de diciembre del mismo año, la Contraloría General del Estado aprobó un informe general sobre los procedimientos de contratación, ejecución y fiscalización del rejuvenecimiento en el cual concluyeron que los trabajos efectuados no fueron los adecuados.


Una de las observaciones realizadas por la Contraloría, evidenciadas en el documento, es que un “informe de Consultoría propuso una alternativa de corrección de la carpeta asfáltica que no estaba en función de los resultados de la evaluación técnica (…) la alternativa propuesta resulta no consecuente con los problemas y condiciones detectadas en la carpeta de la pista”.
En este punto, además, señala que desatendió el alcance del estudio integral establecido en la Sección II de los Pliegos entregados.
Frente a esto el director de la CORPAC, Juan Fernández, indicó que se realizaron los trabajos que recomendó la consultora contratada.
“Nosotros como CORPAC hicimos caso a la decisión más adecuada, caso contrario para qué contratamos una consultora. Fueron varias las alternativas planteadas y se tomó una”, dijo el director al conocer el informe entregado.

Dejar respuesta