Ramiro Aguilar, la mejor forma de generar impunidad es enjuiciar mal | @ramiroaguilart

    0
    368

    Tercera Emisión Punto Noticias – “La mejor forma de generar impunidad es enjuiciar mal. Cuando usted enjuicia mal, da de comer a los odiadores. En mi opinión, la forma de llevar a la impunidad los excesos que pudieron haberse hecho en el correísmo, es enjuiciar mal”. Así explicó el ex asambleísta Ramiro Aguilar.

    Como prueba de su afirmación, dijo Aguilar, es que a diferencia de otros países “no hay un centavo repatriado”. Luego, el entrevistado agregó:

    “Lo importante es llegar a la sanción pero también recuperar los dineros como consecuencia de actos de corrupción. Pero si usted enjuicia mal, para lo que está pasando con el vicepresidente Glas. Él está cumpliendo una condena de seis años, por asociación ilícita, en la cárcel 4 de Quito. Por buena conducta puede salir en tres. Y en tres saldrá a descubrir de todo lo que el propio Estado, el propio gobierno, sostiene que ha sido mal habido. Eso es reprochable”.

    En ese sentido, Aguilar tiene una posición sobre el informe de Contraloría que encontró indicios de responsabilidad penal contra expresidente Rafael Correa y otros funcionarios. Esto debido a un decreto, emitido durante el correísmo, que cambió el cálculo de la deuda externa en relación al PIB.

    Esa es la más solemne tontería que pudo haber hecho la Contraloría. La Contraloría no tiene competencia alguna para verificar la legalidad o ilegalidad de un acto normativo de la administración pública. El Código Orgánico General de Procesos dice que si usted quiere impugnar la legalidad de un acto normativo tiene que hacerlo ante el Tribunal Contencioso Administrativo. Si la Contraloría no tiene competencia para verificar la legalidad de un decreto ejecutivo, que es un acto normativo de la administración pública, el decreto se presume legal, mientras el contencioso administrativo no diga lo contrario”.

    Por otra parte, en relación a la detención de Iván Espinel, el entrevistado dijo que este el último eslabón para llegar a los hermanos Alvarado.

    “La primera. Espinel es pariente de los Alvarado. Segundo, es impresentable, era una cosa que no se podía creer. Que un muchachito que sale de la nada, con un partido político sin ninguna presencia nacional, saque 3.6% de la votación, es absurdo. O sea, es de esas cosas oscuras que pasó en el Consejo Nacional Electoral. Nadie sabrá de dónde sacó Espinel ese 3.6%, pero quienes hicimos la campaña presidencial sabemos que la presencia de ellos en el campo era cero. De dónde se puede sacar el 3.6% de votación con presencia de campo cero”.

    Comenta

    Dejar respuesta