UNA EP habilita silos bolsa y activa centros de acopio de arroz en Los Ríos

0
1321
La operatividad de la UNA EP para el acopio y almacenamiento de arroz en cáscara, que se cosecha en la provincia de Los Ríos, está asegurada. Además de las 30.000 toneladas de capacidad instalada en silos fijos de la planta Babahoyo, se activaron allí fundas de silos bolsa, con las que se puede adicionar una capacidad equivalente a 3.000 toneladas, según informó el gerente General de la empresa, Mao Lam.
 
Debido a la alta afluencia de productores, la empresa habilitó puntos externos de acopio, con el fin de descongestionar el proceso de entrega de arroz paddy o en cáscara.
 
Por el momento, constan en esta tarea las piladoras Agrícola e Industrial Villacrés Burbano S.A. (AGRIVIB), situada en el recinto 24 de Mayo, Km 16 vía a Montalvo; y la Comercializadora Ledesma & Ledesma (Agrogruled S.A.), en la vía Babahoyo-Jujan, km. 8,5. Adicionalmente, la UNA EP negoció 270.000 quintales de arroz, lo que permitió liberar espacio de almacenamiento en silos fijos. Otros puntos de recepción se abrirán en los próximos días.
 
El destino de gran parte de esta materia prima será la exportación a Colombia, gestión que está avanzada desde el Ministerio de Comercio Exterior, para atender un cupo de 80.000 toneladas.
 
“Tenemos más de 20 mil toneladas de arroz listas para exportar, pero hay requisitos internos del lado de Colombia que están por pulirse. En este momento ya hemos tenido el pedido de cinco empresas colombianas, a las que se enviaron muestras del producto”, agregó Lam.
 
La recepción de este cereal, entre tanto, continúa al precio mínimo de sustentación de USD 35,50 por la saca de 200 libras con el 20% de humedad y 5% de impurezas.
 
Alejandro Espín, quien tiene su cultivo en el sector Guadalupe, cantón Montalvo, acudió a la planta de silos Babahoyo, tal como lo hace cada año, para asegurarse la rentabilidad requerida con su cosecha. “Vengo acá porque hace años trabajo con la UNA. Pagan el precio oficial y no es como en las piladoras, en donde justo ahora ofrecen bajos precios de 28 y 29 dólares”.
 
Freddy Placencio Arreaga, arrocero de Babahoyo, también acude a la planta Babahoyo por mejores precios. “Estamos en plena cosecha y vemos que la UNA nos está ayudando en la compra del producto (…) Yo vendo aquí, porque es la única forma que uno se puede defender, en vista de tantos costos altos en una hectárea de producción”, indicó.

Dejar respuesta